Síndrome de Abstinencia y Ruptura Amorosa

¿Sabes por qué superar a un ex es tan duro? La clave está en la pregunta: es porque estás intentando superarlo. Es una resistencia hacia lo que sientes. Y lo que resiste, persiste.

El dolor termina de fluir por nosotros cuando termina de enseñarnos lo que tenemos que aprender, porque cada emoción tiene su función, ¡no lo olvides!.

Si todavía te encuentras pensando en esa persona, viendo a ver como está, ya sea a través de las redes sociales o llamadas inocentes y esporádicas, sintiendo incertidumbre por la situación, confusión, el corazón roto… Todavía queda algo por sanar, y todavía quedan aprendizajes por integrar.

El mejor consejo posible que nos podemos dar a nosotros mismos, es embarcarnos en ese viaje, en lugar de intentar distraernos con el trabajo, las fiestas, el sexo por despecho, las redes sociales, los videojuegos… Te animamos a que le ofrezcas una mirada diferente a la situación por la que estás pasando.

 

El Amor verdadero

¿Era verdadero el amor que teníamos?

Si estás pasando por una ruptura amorosa, o has pasado por una o más. probablemente te hayas preguntado, o puedas hacerlo: “¿qué ha pasado con el amor? ¿Era de verdad lo que él o ella sentía, lo que yo sentía?” Hay veces que sí, otras puede que no. A veces nos enamoramos de cómo otros nos hacen sentir, más que de la persona en sí. A veces somos leales a nuestras emociones, pero no a la otra persona.

Hay mucha confusión entre si lo que se siente es “amor verdadero” o “adicción al amor”. La adicción al amor se constituye por una relación en la que dos personas luchan por sentir, en lugar de preocuparse el uno por el otro.

¿Lo que sientes es amor verdadero, o adicción al amor?

Juegos de poder​

Si utilizas o han utilizado contigo juegos de poder, donde te esperas cuarenta y cinco minutos para responder a la otra persona para enseñarle que no te importa demasiado si te contesta o no, para que persiga tu validación para que tú te puedas sentir seguro o segura en la relación, porque cuando la otra persona persigue tu validación es menos probable que les pierdas porque ya estarán muy apegados, y como ellos ya han desarrollado un apego a ti, tú evitarás el sentimiento subyacente del miedo a perderles.

Los juegos de poder no son acciones de personas que se quieren o que se preocupan la una por la otra. Esta es la acción de personas que están intentando evitar el sufrimiento, o que buscan sentimientos de amor o validación.

Esa persecución de sentimientos de amor y validación se basa en un intento por tratar que el trauma se sienta mejor.

Sanar el trauma

Esta persecución de sentimientos de amor y validación se basa en un intento por tratar que el trauma se sienta mejor, sanar nuestra herida.

Para saber a qué nos referimos con el trauma, te recomendamos que le eches un vistazo a nuestros otros podcast que tratan sobre la teoría del apego y los tipos de apego donde hablamos de cómo elegimos ciertas parejas basándonos en patrones de experiencias aprendidas durante la infancia. Es en la infancia donde formamos nuestros primeros apegos y conceptualizamos lo que es el amor. 

Cuando hablamos de trauma, no hablamos de los traumas que llamamos con “T” mayúscula, un atentado, una muerte violenta, abusos, etc. Un hecho puntual que te ha dejado una cicatriz muy grande.  En psicología existe el trauma con “T” (mayúscula) o con “t” (minúscula). Los traumas con “t” minúscula son las cosas que nos ocurren que nos van impactando y se van guardando la mochila pero que muchas veces ni reconocemos como trauma. Ahora estamos hablando de traumas con t minúscula y entonces ¿qué es lo que pasa aquí?

Es posible que muchas de las personas que te hayan gustado o hacia las que te has sentido atraída o atraído, no sea por ellos, si no porque encajaban con los patrones de tu trauma, de tu herida.

Si te interesa esto, hablaremos un poquito más a fondo de esto en futuros episodios así que, ¡estate atento!

No dejo de pensar en mi ex

¿Por qué no puedo dejar de pensar en mi ex?

Cuando echamos de menos a alguien, en nuestro cerebro se producen procesos similares a los de una persona adicta en proceso de rehabilitación. Pero en tu caso, no estás tratando de desengancharte de una droga, sino de una persona y de las emociones y los sentimientos que ésta te proporcionaba.

A través de estudios neurofisiológicos, se ha estudiado lo que ocurre en el cerebro cuando alguien te rechaza románticamente (te rechaza, o corta contigo). Se enseñaron fotografías de las personas que habían cortado con ellos, y luego una foto neutral, como de un globo o un sofá. Se vio que cuando la persona veía la foto de su ex pareja, las partes de su cerebro asociadas con la motivación, recompensa, adicción y dolor físico y angustia, se activaban. Los escáneres cerebrales enseñaron muchas similitudes entre una persona pasando por una ruptura amorosa, y una persona en proceso de desintoxicación de la cocaína.

No puedes dejar de pensar en esa persona ni de vivir oleadas intensas de emociones incómodas. Tu cerebro te manda pensamientos y emociones. Y el cerebro te los da como un mecanismo de protección y supervivencia porque cree que estás perdiendo algo que es muy importante. ¿Y por qué cree que estás perdiendo algo muy importante? Porque, consciente o inconscientemente, has creado historias y significados durante semanas, meses, o años, sobre por qué esta persona es tan importante para ti y tan primordial en tu vida.

Cerebro y corazón

Manda nuevas señales a tu cerebro. Es el momento de enseñarle a tu cerebro que esta persona no es primordial en tu vida. No les necesitas para sobrevivir, o ser feliz. Puede que con lo que te vayamos a contar, incorpores nuevos hábitos o formas de hacer las cosas, pero en el caso de muchos, será al contrario; retirar hábitos y formas de hacer las cosas. Levantándote por la mañana y metiéndote en su perfil, preguntando a amigos en común por la otra persona, o incluso preguntándoles cómo están, seguirás enseñando a tu cerebro que esta persona es primordial, porque es ella quien está en el pedestal, y no tú.

Puede que estés pensando; “aunque deje de hacer todas esas cosas, no puedo controlar todos los pensamientos que se me pasan por la cabeza”. Tal vez no, pero lo que sí puedes controlar es si te involucras en ellos o no.

¿Cómo olvidar a tu ex?

Muchas veces, nos preguntamos a ver qué podemos hacer para olvidarnos de una ex pareja.

Entonces, lo primero que hay que hacer después de una ruptura, ¿qué es?

Pues es algo básico: permítete sentir. Llora, grita contra la almohada, come helado mientras ves películas de Drew Barrymore… Es normal estar triste, seas tú quien haya decidido acabar con la relación o te hayan dejado, es normal que sientas ciertos sentimiento incómodos. Tienes derecho a estarlo. A veces la vida es un poco ajetreada; puedes programar momentos en los que estar contigo mismo o misma y permitirte sentir. Escribe como te sientes, fíjate en qué parte de tu cuerpo lo sientes…  Sin este paso, solo reprimirás sentimientos y emociones que enterrarás y controlarán tu vida en el futuro. Como hemos dicho antes: lo que resiste, persiste.

Durante esta etapa, también es importante que te recordemos que no dura para siempre. Duele, y mucho, incluso físicamente. Pero el dolor pasa. Aunque creas que no, lo hará. Y estarás preparado o preparada para continuar.

Aprender a practicar Mindfulness

La práctica del mindfulness no conlleva prender incienso, meditar dos horas diarias o hacer yoga. Mindfulness es la habilidad de llevar mano a mano tu cerebro contigo para hacer las cosas que valoras. Si llevas a tu cerebro contigo, entrenas a tu cerebro de ir mano a mano contigo, en lugar de que persiga todos los pensamientos y las circunstancias pasadas con ese o esa ex.

Si tu cerebro te dice “le echas de menos, mira su instagram”. Siente la emoción desagradable, piensa el pensamiento desagradable, y haz lo que valoras.

Es decir, aprende a sostener eso que te pasa, ese sentimiento, de dolor, de angustia, de ansiedad, lo sostienes y esa sensación no va a estar ahí para siempre, esa sensación se irá. Las emociones como esperanza de vida tienen 90 segundos, una vez que las identificas, las nombras, las sientes y pasan por tu corteza prefrontal, la esperanza de vida son esos 90 segundos.

Las emociones

Las emociones no son una guía.

A menudo nos guiamos por nuestras emociones. Las emociones están para sentirlas, para experimentar; no para usar como una guía. ¿Qué es lo que valoras? ¿Cuáles son tus valores? Tal vez quieras seguir una vida equilibrada. Siente la emoción, piensa el pensamiento; y tira al gimnasio. Cuanto más lo haces, cuanto más actúas desde lo que valoras y las aspiraciones que tienes, más le enseñas a tu cerebro que los antiguos patrones ya no son importantes. Y le enseñas a tu cerebro qué es lo más importante para ti a través de ti misma haciendo las cosas que valoras por y para ti de forma consciente y entregada (pero recuerda: sin reprimir la emoción que sientes).

Mucha gente “supera”, una relación retirándose físicamente de la relación. Pero no la “superan” (el objetivo no es superar, es aprender de la relación y aprender a vivir con los hechos) mental y/o emocionalmente.

Cómo gestionar las emociones

El resumen de todo esto, es que para aprender a vivir con una ruptura, debes aprender a lidiar de forma diferente con las emociones y los pensamientos que surgen a raíz de la ruptura, que a su vez surgen de historias concluidas de creencias acerca de la otra persona y nosotros mismos.

Habitualmente son pensamiento de tipo; “Nunca encontraré a alguien como él”, “si no es con ella no creo que vuelva a ser capaz de enamorarme”. Estas afirmaciones, por ejemplo, nacen de la creencia de que el otro es demasiado bueno para nosotros, o de que nosotros somos difíciles de amar.

El cerebro no habla español, inglés, o cualquier otro idioma. De lo contrario, podríamos decirle “por favor, no quiero que me des más pensamientos sobre mi ex, ni me mandes más tristeza”. A tu cerebro solo le importa en qué pasas tu tiempo y a qué le dedicas tu energía. Por lo tanto, si tratas de evitar los pensamientos y las emociones incómodas con Tik Tok, fiestas o alcohol, le enseñas a tu cerebro que esa persona o esa ruptura es de suma importancia para ti y tu supervivencia; de lo contrario, no lo evitarías. De ahí que sea un paso primordial el que te permitas estar triste y vivir todas las emociones desde un principio. Recuerda que cuanto más lo evites, más pensamientos y emociones te mandará tu cerebro para llamar tu atención y señalarte que algo no va bien, que estás perdiendo algo importante para tu supervivencia.

Enséñale que puedes con esto sin esa persona, sin esa relación.

Cómo volver a ser feliz

Coge tu vida.

Recapitulando  tu cerebro no le importa lo que le puedas decir, porque míralo así: no te entiende. No habla ningún idioma. Si evitas lo que te manda desde la intención de protegerte, cada vez te lo enviará más a menudo, y esto aumentará si lo sigues tratando de evitar, o entras en el bucle de sobrepensar, sobreanalizar cada situación, cada experiencia, cada palabra… Esto enseña a tu cerebro que la situación es peligrosa, y te pondrá en estado de alerta bombardeándote de pensamientos y emociones. Como aliciente, a menudo caemos en realizar compulsiones nacidas de esos pensamientos y emociones para distraernos y sentirnos mejor (llegados a este punto, es importante que te preguntes a ti mismo o misma cuáles son esas compulsiones; analízalas, ¿qué consigues con cada una de ellas?).

¿Y como podemos volver a estar felices, plenos, sentir que no necesitamos a esa persona o esa relación para ser felices? Pues dejando de intentar “arreglar” (y recalcamos la palabra “arreglar”) los pensamientos y las emociones y, como decíamos, coger a nuestro cerebro de la mano y llevarlo con nosotros siempre. A través de la atención plena o “mindfulness” en las cosas que queramos que crezcan.

Tal vez sea mejorar tu estilo de vida comiendo mejor y yendo al gimnasio, tal vez sea involucrándote en un proyecto que llevabas tiempo postergando, o haciendo ese viaje que llevabas tanto tiempo esperando. O reconectar con viejas amistades, estudiar otra vez o ver más a menudo a tu familia.

Vivir el presente: Aplicando la Atención Plena y el Mindfulness

Cuando hablamos de atención plena o mindfulness esto al final es estar presente estar en ti, no estar en el pasado recordando las cosas buenas que teníamos o como nos hacía sentir esa persona o en el futuro pensando que nunca más voy a volver a estar con nadie. Sino estar en el presente y esto muchas veces es difícil de conseguir. No se puede eliminar un pensamiento y dejar la mente en blanco, hay que sustituirlo por otro. Es decir, tenemos un pensamiento y no podemos decir “venga hago esa parada de pensamiento dejo de pensar eso”. Céntrate en ti, en tu bienestar, en cómo me siento en este momento y qué necesito.

Una herramienta super potente que también utiliza el mindfulness, es la respiración y bajar al cuerpo. Respirar de manera consciente, centrando la atención solo en como estoy respirando y en cómo está mi cuerpo. Puedo ir haciendo como una especie de escáner corporal viendo pues cómo se sienten mis pies, mis rodillas, las caderas, mi estómago si tengo alguna tensión en alguna parte, si tengo alguna molestia,  algún cosquilleo y de esa manera el pensamiento la mente se ha centrado en tu cuerpo y en lo que te está pasando en ese momento y no en lo que te quiere contar.

Al principio seguro que tienes un pensamiento recurrente sobre tu ex, bajas al cuerpo y a los 10 minutos vas a volver a tener otro pensamiento recurrente, pues otra vez te bajas al cuerpo. Aquí no hay varita mágica y se trata de entrenar a tu cerebro a estar más presente y no irse más no y no es tanto ni al futuro ni al pasado. La base de la depresión es vivir en el pasado y la base de la ansiedad es vivir en el futuro, anticipando y cuando estamos presentes es cuando nos sentimos más plenos y más conectados.

Los pensamientos y el dolor de la relación no se irán solo por empezar a tomar acción en las cosas que más valoras. Pero si haces todo aquello que sabes que es bueno para ti y valoras, de forma consciente, con el tiempo le enseñarás a tu cerebro lo que importa de verdad en tu vida.

Sabemos que el duelo por una ruptura amorosa es duro, y duele emocional, mental, y físicamente. Pero como hemos dicho, te aseguramos que no es para siempre. Todas nosotras hemos pasado por al menos una ruptura que pensábamos que no superaríamos, y todas nosotras hemos rehecho nuestra vida, y hemos vuelto a ser felices.

Preguntas que nos ayudan a reconectar con uno mismo

Con trabajo y consciencia, esta etapa será muchísimo más liviana. Pregúntate:

  1. ¿Para qué quiero volver a ser feliz? (debes encontrar una motivación para poder llevar a cabo el cambio)
  2. ¿Qué son las cosas que más valoro?
  3. ¿Cuáles son mis hobbies?
  4. ¿Cuál es mi idea del amor?

Y lo más importante,

¿Quiero volver con esa persona, o le echo de menos por como era él o ella, o echo de menos los sentimientos que me proporcionaba la relación?

Indagando desde el principio en lo más profundo de ti es el primer paso. Una ruptura no tiene por qué destruirte; puede ser una oportunidad para conocerte mejor y preguntarte qué es lo más importante para ti y tu vida.

 

Pásate por nuestra web para descubrir más pódcast, cursos y programas para ti.

Podcast sobre crecimiento personal

Síndrome de abstinencia y ruptura amorosa

¿Sabes por qué superar a un ex es tan duro? La clave está en la pregunta: es porque estás intentando superarlo. Es una resistencia hacia lo que sientes.

El dolor termina de fluir por nosotros cuando termina de enseñarnos algo. Si todavía te encuentras pensando en esa persona, viendo a ver como está, ya sea a través de las redes sociales o llamadas inocentes y esporádicas, sintiendo incertidumbre por la situación, confusión, el corazón roto… Todavía queda sanar, y todavía quedan aprendizajes por integrar. Y el mejor consejo posible que nos podemos dar a nosotros mismos, es embarcarnos en ese viaje, en lugar de intentar distraernos con el trabajo, las fiestas, el sexo por despecho, las redes sociales, los videojuegos… Te animamos a que le ofrezcas una mirada diferente a la situación por la que estás pasando.

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X
Acompañanos durante 31 días hacia el cambio.
Descárgate el Cuaderno 
Descárgate el Programa Completo para poder entender mejor el viaje que emprenderemos juntas. ¡TE ESPERAMOS!