Ya nos gustaría pero no podemos evitar que nuestros hijos se equivoquen, sobre todo según van creciendo. Es cierto que de pequeños podemos sobreprotegerlos, controlarlos y por tanto que no cometan ningún error como por ejemplo llevar las cuentas mal hechas al colegio, vestirse adecuadamente en todas la ocasiones, etc. sin entrar en detalles podemos llevarles a que se vayan convirtiendo en adolescentes miedosos o por el contrario rebeldes.


Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X
Acompañanos durante 31 días hacia el cambio.
Descárgate el Cuaderno 
Descárgate el Programa Completo para poder entender mejor el viaje que emprenderemos juntas. ¡TE ESPERAMOS!