apego-ansioso-pareja-tejiendo redes

Apego Ansioso en Pareja

¿Sientes que das más en tus relaciones que tu pareja, tiendes a idealizarla y nunca te sientes lo suficientemente segura? Si es así, es probable que tengas un apego ansioso, sigue leyendo y descubrirás como es que te vinculas de esta manera y qué puedes hacer para vivir de una forma más saludable tus relaciones.

Vamos a comenzar esta serie de tipos de apego y su implicación en las relaciones de pareja, hablando más en profundidad acerca del apego ansioso. En el siguiente episodio hablaremos del apego evitativo y por último del apego desorganizado.

No entraremos mucho en detalle en el apego seguro, puesto que, siendo honestas, aquellos con este tipo de apego no necesitáis muchos de nuestros consejos, y siendo más honestas aún, el porcentaje de apego seguro es tan bajo que seguro como improbable.

El Origen del Apego Ansioso

 En el anterior blog “Tipos de apego y relaciones de pareja”, ya hablamos sobre el estilo de crianza de las figuras de apego con niños con apego ansioso, pero hoy vamos a profundizar un poquito más.

El apego ansioso proviene de una figura cuidadora que es impredecible, poco fiable e intermitente. Es visto, por ejemplo, en la conducta cambiante del cuidador. A veces se muestra cercano, tranquilo, agradable, sociables… y otras veces se muestra tenso, irritado e incluso frío y distantes. Sus conductas son impredecibles y el niño, por tanto, no sabe qué puede esperar.

En ocasiones, las necesidades del niño pueden quedar desatendidas parcial o completamente durante algunos períodos de tiempo. Se pueden ver dos extremos: o bien algunas ausencias de carácter temporal, o bien una constante presencia física con los niños.

Apego Ansioso: Presencia Física Constante

Aquí hay que tener en cuenta que una presencia física constante, no conlleva una presencia emocional, o atención de las necesidades afectivas de los bebés. Puede ser que la figura de apego no entienda o interprete bien las necesidades de su hijo. De alguna manera no hay una disponibilidad emocional, por lo que la atención al bebé será de carácter poco coherente. Esto provocará en el niño un estado de intranquilidad del que le costará salir (no sabe cómo reaccionará su figura de apego cuando exprese una necesidad: puede que bien, o puede que mal); no conseguirá sentirse seguro debido a que no pueden predecir lo que pasará en cada ocasión en el que exprese alguna necesidad.

Relación entre Padres e Hijos

El punto clave es que este niño no consigue encontrar una correlación entre lo que hacen, y la conducta de sus figuras de apego. De cierta manera, hay una desconexión padre-hijo. No puede aprender de la experiencia por repetición de contacto con sus cuidadores, porque las respuestas son demasiado cambiantes.

Finalmente, este niño acaba aprendiendo a vivir en la inconsistencia y en el cambio, lo que genera ansiedad en el niño desde edades muy tempranas, además de sentimientos de impotencia. Por esto, este niño desarrollará una herida de abandono que condicionarán sus relaciones futuras.

El niño aprenderá a defenderse y a sobrevivir en ese ambiente, aumentando las demandas o las llamadas de atención, sustentadas por la esperanza de lograr algo de control sobre la conducta de sus cuidadores. Cuando por fin consiguen su atención, la figura de apego puede llegar a responder con intolerancia, enfado, exasperación y, en ciertas ocasiones, agresividad, ya sea física o emocional.

apego-ansioso-parejas-tejiendo-redes

Consecuencias del Apego Ansioso en la Pareja

Hay unos rasgos muy característicos que predominan y que afectan de forma negativa cuando los adultos con apego ansioso se vinculan con la pareja, de tal forma que puedas identificar más a fondo si tenéis este tipo de apego, o si lo veis en vuestra pareja.

1. La Hipervigilancia

La mayoría de personas con un apego ansioso suelen estar hipervigilantes. Son más conscientes del comportamiento humano y notan hasta los cambios más sutiles en la conducta de los que les rodea. Esto los puede llevar a hacer conclusiones precipitadas sobre los sentimientos y pensamientos de los demás, en especial con lo que respecta hacia uno mismo, tomando la mayoría de estos cambios como algo personal, algo que han podido provocar ellos, cuando es muy probable que no tuvieran nada que ver con dicho cambio, mostrando un fuerte miedo al rechazo. Buscan mucho la atención y la aceptación.

2. La idealización

Se tiende a colocar a otras personas en un pedestal. Creo que vemos bastante que a aquellos con apego ansioso les cuesta ver y reconocer su propio valor como personas. Es bastante común ver cómo se minimizan, se hacen más pequeños y se tienen en menor estima. Es genial ver lo mejor de los demás, pero es también muy importante verlo a nosotros mismos. En las relaciones, se suele ver muy claramente. “No soy lo suficiente para esta persona”, “no sé cómo puede estar conmigo”. Esto suele llevar a que dejen de lado sus emociones y sus necesidades en un intento por complacer las del otro.

3. La apariencia

Suelen cuidar mucho su apariencia, porque valoran mucho el amor, la conexión y el sentirse atractivo para poder sentirse suficiente.

4. Decepción de pareja

Muchos de los conflictos vistos desde el punto de vista de individuos con apego ansioso rondan sobre el tema del desbalance en la relación. Aunque muchas veces estos conflictos sean internos y les cueste mucho verbalizarlos, esta percepción de desbalance en la relación se puede ver como: “con todo lo que yo he hecho por ti y me esfuerzo, tú no has sido capaz de hacer esta cosa tan pequeña por ti”. A lo mejor se han esforzado por cambiar sus planes para poderlos cuadrar con su pareja, arreglarse y estar siempre guapos o guapas para la pareja, entre otras cosas, y su pareja le ha negado un favor o algo concreto, y eso ha bastado para la decepción con el otro.

5. Comunicación en pareja

En una relación, suelen esperar que su pareja se comunique constantemente con ellos; si no es posible en persona, entonces por mensaje o llamadas. Suelen tener unas expectativas muy altas respecto a esto. Hay que recordar, que, porque una persona espere algo distinto, o tenga un significado distinto en lo que a la comunicación respecta, no significa que nos quieran menos.

6. Establecer límites en la pareja

Habitualmente tienen problemas para poner límites en sus relaciones, o tienden a hacer oídos sordos cuando se les hace un gesto feo, o incluso maltrato. Son los individuos más sensibles y propensos a sufrir maltrato en sus relaciones.

7. Necesidad de impresionar a su pareja

Buscan que la opinión de otros sobre ellos sea que son personas geniales, perfectas para el otro. No solo se ve en las relaciones de pareja, sino también en amistades y relaciones familiares. Hacen muchos esfuerzos por impresionar a los demás. Les cuesta expresar cuando están molestos o perciben una injusticia; esto es, porque interpretan la comunicación de sus sentimientos y necesidades como una posible amenaza y un posible desencadenante para que su pareja les deje; es ese miedo a disgustarles, y que les dejen de querer.

8. Miedo al Abandono

Es bastante fácil sentirse cómodo con una persona con apego ansioso (ya que harán lo posible por satisfacer nuestras necesidades), pero en ocasiones pueden resultar “pegajosos”, o que requieren demasiado de nosotros (de nuevo, sus expectativas son altas). Esto es por miedos inconscientes acerca de ser abandonados, debido a traumas infantiles. Sienten mucha ansiedad cuando perciben, ya sea de manera real o imaginaria, que pueden ser abandonados, dejados. Las relaciones, por ello, pueden estar en su principal foco de atención.

De esta manera, pueden incluso autosabotear, de manera inconsciente, el resto de áreas de su vida. Puede que dejen un poco de lado su carrera, sus círculos sociales, o sus hobbies, ya que la relación llega a ser el principal pilar de su vida, y muchas veces el tema del que dependen las emociones y el estado de ánimo de estos individuos. Cuando todo va bien en la pareja, trabajan mejor en el resto de áreas, pero si las cosas van un poco mal, no lo perciben de esa manera… Tal vez no sean capaces de centrarse en otra cosa.

9. Obsesión por la pareja

Cuando se activa el sistema de apego de una persona con apego ansioso, sus pensamientos se pueden ver consumidos por intentos de restablecer la cercanía y la intimidad con su pareja (o amigos o familiares). Como ya hemos dicho, pasa sobre todo cuando perciben (ya sea porque hay un sustento real sobre el que basarse, o una percepción poco sustentada), que pueden ser abandonados. En psicología llamamos a estos intentos como “estrategias activadoras”.

Algunas de estas estrategias son pensar excesivamente en la pareja, dificultando el poder concentrarse en otras cosas; tan solo recordar las cualidades buenas del otro (se alza aún más el pedestal); ansiedad que solo se ve calmada cuando se está cerca del otro; creer que es la única oportunidad que tienen de encontrar el amor y que no se volverán a sentir así nunca; y creer que, aunque no sean felices en esa relación, no podrán serlo fuera de ella. Necesitan mantenerse dentro de la relación. Pueden enviar muchos mensajes, llamar muchas veces, presionar al otro para verse… Buscan excusas para acercarse más al otro. Por ejemplo: “sé que me ha dicho que no le llame más durante el resto de la tarde, pero si no lo hago se olvidará de mí y me dejará, y no puedo arriesgarme”.  No sólo les puede costar poner límites a los demás, sino también ser conscientes de los límites de otros y de respetarlos.

10. Miedo al Rechazo

Suelen ser los primeros en pedir perdón en una discusión por miedo a perder al otro. Buscan hablar las cosas inmediatamente y resolverlas. Es por ello que pueden tener problemas con otros estilos de apego. Por ejemplo: una pareja compuesta por un apego ansioso y un apego evitativo. Aquella persona con apego ansioso querrá hablar las cosas en cuanto note que el otro puede tener un problema con él o ella, mientras que la persona con apego evitativo, como su propio nombre nos indica, tratará de evitar la conversación, o por lo menos se alejará porque necesita su espacio.

La persona con apego ansioso interpretará esto como un rechazo o un abandono (¡sus heridas principales!). Esto crea dificultades a la hora de comunicarnos con nuestras parejas, y es por ello muchas veces importante hablar sobre estas cosas antes de que se pueda dar el caso; de esta forma, también estamos permitiendo conocer a nuestra pareja y que él o ella nos conozca, y trabajar en equipo para construir una relación sana (¡las relaciones sanas no se encuentran; se crean!).

11. Viven en inestabilidad emocional

Suelen reaccionar peor por su percepción de los celos, o la frustración, y suelen manejar peor sus emociones por miedo a la reacción del otro.

12. Viven en inestabilidad emocional

Tratan de ofrecer explicaciones para todo; lo que sienten, lo que necesitan, el por qué han hecho esto y no lo otro… de manera inconsciente, creen que deben hacerlo para poder ser aceptados. En cosas tan simples como “te olvidaste de mi cumpleaños”, “antes estabas muy borde”. Puede que den mil excusas y explicaciones, en lugar de ir al grano y decir: “lo siento, he estado muy ocupada”; o, “lo siento, me sentía rechazada/abandonada/dolida”.

apego-ansioso-parejas-tejiendo-redes

Empieza por tu Autoestima

Ahora bien, si te has identificado como una persona con apego ansioso, ¿cómo te hablas a ti mismo en tu cabeza? ¿Cómo te sentirías si otro te hablara así? Es muy importante la forma en la que nos hablamos, ya que la autoestima se sustenta en gran medida por el diálogo interno que tenemos y por las historias y creencias que tenemos acerca de nosotros mismos. Si nos vemos feas, gordas, pesadas… Nos costará más vernos como personas merecedoras de amor. Es complicado, pero el primer paso es cambiar la forma en la que nos hablamos a nosotras mismas. Se puede empezar por modular esa conversación rigiéndose por la simple pregunta de: ¿le diría esto a alguien a quien quiero? Cuando nos empezamos a tratar con amor y respeto, comenzamos a querernos y respetarnos más.

Consejos para Personas con Apego Ansioso en Pareja

Para terminar con este episodio, comentaremos algunos consejos por si, tal vez, es tu pareja quien tiene este estilo de apego.

1. Comunicación Asertiva

Recuerda que no están tratando de ser difíciles a propósito. Lo más probable es que tengan miedo de que su ansiedad te asuste. Evita palabras o juicios del tipo “eres demasiado sensible”, o “te molestas por todo”. En las relaciones, como en todo, se necesita paciencia. Practica la comunicación asertiva, pregúntale por sus sentimientos y emociones… Es importante crear un lugar seguro en el que sientan que pueden expresar sus emociones saludablemente, porque es cuando reprimen sus emociones cuando sus comportamientos pueden resultar molestos.

2. Darle Seguridad a tu Pareja

Recuerda que no están tratando de ser difíciles a propósito. Lo más probable es que tengan miedo de que su ansiedad te asuste. Evita palabras o juicios del tipo “eres demasiado sensible”, o “te molestas por todo”. En las relaciones, como en todo, se necesita paciencia. Practica la comunicación asertiva, pregúntale por sus sentimientos y emociones… Es importante crear un lugar seguro en el que sientan que pueden expresar sus emociones saludablemente, porque es cuando reprimen sus emociones cuando sus comportamientos pueden resultar molestos.

3. Habla con tu Pareja

Comunícate con ellos, mantenles al día de lo que haces. ¿Vas a tener un día complicado? Comunícaselo. ¿Vas a salir y no te apetece mirar el teléfono? También díselo. Esto evitará que se monten historias precipitadas en su cabeza, y les ayudará a confiar más y a generar un sentimiento de seguridad a largo plazo contigo.

Si te ha gustado este pódcast, no olvides compartirlo y pásate por nuestra web para descubrir más pódcasts, cursos y programas para padres, madres y familias.

Además, te recordamos que en el pódcast anterior hablamos sobre los tipos de apego en la pareja, donde explicábamos también los estilos de apego y dábamos consejos para identificar tu tipo de apego.

Podcast de educación consciente

Apego Ansioso en las Relaciones de Pareja

Hablamos sobre los tipos de apego, cómo afectan a las relaciones de pareja y cómo puedes identificarlos en ti o en tu pareja. Tejiendo Redes.

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

X
Descárgate el Programa Completo para poder entender mejor el viaje que emprenderemos juntas. ¡TE ESPERAMOS!
Descárgate el Programa Completo para poder entender mejor el viaje que emprenderemos juntas. ¡TE ESPERAMOS!