El talento, ese gran desconocido

Si os pidieran que definierais el talento, probablemente la mayoría de respuestas serían del tipo “una persona que destaca y triunfa por sus dones pudiendo llegar a ser número uno en lo suyo”, y os pidiéramos ejemplos, probablemente la mayoría diría “Messi, Cristiano o Nadal”. ¿Y el resto de los mortales? Ese 99,9% de la población que no “destacamos” especialmente ni “triunfamos” siendo el número 1 del mundo… ¿No tenemos talentos? ¡Por supuesto que sí los tenemos! La dificultad radica en tomar conciencia de ellos, porque nunca nos han enseñado a verlos, reconocerlos y valorarlos. Además cada uno tenemos los nuestros particulares. ¿Acaso Nadal tiene los mismos talentos que Federer, aun siendo los dos tenistas? No, cada uno tiene unas características especiales…