Creando niños hiperestimulados

En el mercado podemos encontrar todo tipo de aparatos sofisticados que estimulan al niño (voy a omitir marcas por razones obvias, pero son conocidas por toda persona que haya pisado una gran tienda de juguetes). Por ejemplo existe un juguete para aprender a asearse; tiene un espejo, una toalla, y distintos productos de aseo. El objetivo es estimular los juegos de imitación, al coger el cepillo de dientes suena una canción, o se activan frases… ¿Eso no se aprende en el día a día?.